FANDOM


Dark Souls es un juego legendario de fantasía medieval en tercera persona. El juego consiste en controlar un zombi que a pesar de que se le caen las tripas tiene agilidad olímpica, habilidades y hasta un cerebro. En realidad es discípulo del mismísimo maestro innombrable de la patada. Está basado en un libro de caballería robado por Cervantes que jamás mencionó por miedo a que le corten los huevos los curas de aquella época.

Historia Editar

La Era de la OscuridadEditar

En el tiempo de los fosilizados Antiguos, el mundo no tenía forma y había niebla hasta en donde no había, con árboles ultra gigantes, cangrejos inmortales y dragones con piel de Nokia, es decir, los Dragones Nokia de la Eternidad.

De golpe aparece el fuego, porque sí. Y ahí empieza a separarse la luz de la oscuridad, vida y muerte, calor y frío, lo que el consejo oscuro de los Cien grandes Tíficos llamó el Badabín Badabán. En el sitio de origen de esa cosa, llamado en los mitos de Morzat "El Primer Microondas", surgieron las 4 Almas de los Señores. Cada una fue robada por esta gente:

  • Nito, el primero de los muertos y en cagarla
  • La Bruja de Izalith y sus tropescientas alumnas pirómanas, llamadas Hijas del Caos.
  • Gwyn, Señor de la Luz Solar y sus innumerables caballeros limpiapisos (usandote de trapo eso es)
  • ...y El furtivo pigmeo apodo de alguien.

Con esas Almas, los cuatro se vuelven dioses y consiguen un poder impresionante. Sin embargo, Lord Gwyn inicia una guerra por que le sale de los huevos, liderando a la Bruja de Izalith y a Nito el de la Makumba contra los Dragones Nokia de la Eternidad.

La bruja y sus alumnas lanzaron un incendio que desprendió las corazas de los Nokia, mientras que Don Nito les tiró huesitos contaminados con necromancia, lo que los debilitó a tal punto que Gwyn se aprovechó para hacer como que los mató él solito tómo la oportunidad para dominar el mundo.

Seath, uno de los dragones, no tenia las escamas de Nokia y era, por lo tanto, mortal. Los demás dragones le hacian bullying asi que se unió a Lord Gwyn y a su pandilla.

Todos los dragones de Nokia son destruidos menos el traidor y uno que se quedó mirando el maratón de Game of Thrones.

De ese modo comienza la Era del Fuego.

La Era del FuegoEditar

Surge una era de prosperidad (para Gwyn y sus amigos obviamente). Se forman unos cuantos reinos en todo el mundo, repletos de cosplayers autistas salidos de los juegos RPG, formando ciudades y gremios ("guilds") de Esquirim, Shadow of Mordor, The Legend of Zelda, The Witcher, Everquest, WoW, etc.

Gwyn armó a base de esclavos su pequeña casa valuada en veinticatorce mil millones de monedas de oro, erróneamente llamada ciudad, cuyo nombre verdadero es Anor Londo. Desde ese lugar, más precisamente desde el baño, Gwyn domina las tierras de este mundo.

Aún así, como las almas de toda la gente están vinculadas al Fuego susodicho, a Gwyn le toca el trabajo sucio de defender su hamburguesa el Primer Microondas, por lo que parte hacia ese lugar, abandonando su humilde casa, a la que deja a cargo a su hijo el trapito, Gwyndolin.

Si se llegara a extinguir la llama por completo, volvería el desmadre de la Era Oscura: todos los cosplayer del Rey Arturo, Gandalf, Robin Hood, los troll y los ogros se volverían zombis y el mundo sería una catástrofe.

Cuando masacraron a los dragones, el Gran Microondas quedó repleto de cenizas a tal punto que es recomendable ir con un traje del Warhammer 40k para poder entrar sin inhalar el crack condensado residuo de la gran guerra del principio de la historia. Por ello, a Lord Gwyn le dicen ahora el Señor de la Ceniza y del Oktoberfest.

El viejo este a su vez está defendido por cosplayers del Caballero Negro. Aún así, el fuego sigue apagándose lentamente.

El monarca llama a la bruja para que invente una imitación "china" del Fuego Primordial. A esta se le ocurre usar su piromancia para crear el fuego en su propio vientre. Albert Einstein se los advirtió, pero el experimento resultó en catástrofe y la bruja se transformó en un secuoya con manototas que lanza fuego.

De esta manera, Gwyn usa su plan de ultimo recurso: en el Microondas sacrifica su propia "consciencia" para que el fuego no se apague. La llama se volvió más fuerte, todos se hicieron felices y Gwyn... Gwyn se encuentra bien.

Pasaron unos cuantos años desde que Gwyn se fue a comer su hamburguesa, y mientras tanto la llama se fue apagando hasta ser del tamaño de un mosquito. Entonces el balance de la vida y la muerte empieza a romperse, y todos los cosplayer se vuelven zombi. Conservan sus habilidades, pero cada vez que "mueren" simplemente hacen respawn al pie de alguna hoguera cercana, por lo que unos cuantos fans del Rey Arturo perdieron los tornillos de tantas veces que los mataron a base de hostias.

Por esta razón, millones de trastornados con un muy serio complejo de Don Quijote se van en busca de aventuras a una tierra lejana, Lordran. En el camino, ninguno de ellos consigue pagar el peaje que apenas es de 800 chillones de dracmas de oro, por lo que van a parar al reformatorio, un lugar sano donde deben arrastrarse y comerse las tripas unos a otros.

El ElegidoEditar

Pero un cosplayer especial del reformatorio, llamado El Elegido, conserva la cordura y emprende la fuga. En el camino encuentra sus armas tiradas por ahí (una rama de árbol y un condón) y a un don nadie moribundo que le regala un frasco de zumo de kiwi.

Personajes Editar

El No-Muerto Elegido Editar

Apodo de un trastornado que estaba muy aburrido.

Oscar Editar

Un caballero sin pena ni gloria que vigila el Asilo hasta que un par de demonios gigantes salidos de un repollo le dan un par de hostias que lo dejan sin na' que hacer. Si el jugador vuelve al Asilo lo puede encontrar jugando al UNO con los zombis de turno.

Demonio vagabundo Editar

Un bicho de 4 metros de altura con las nalgas llenas de silicona y calcetines, pero con un martillo 3 veces más grande que tú.